LOADING

Type to search

PARA QUEMADURAS Y CICATRICES

Share

Presentamos seta semana una de las plantas consideradas básicas para un botiquín casero. De largo uso tradicional, el aloe vera es uno de los mejores remedios que podemos tener en casa.

Las quemaduras son lesiones de los tejidos provocadas por líquidos calientes, llamas, objetos calientes u objetos extremadamente fríos. También existen las quemaduras químicas y las eléctricas. En todo caso, el dolor se hace presente junto con la posibilidad de infección.

El aloe vera también llamado acíbar o sábila, es un arbusto acaule cuyas hojas pueden crecer hasta 50 centímetros. Sus hojas son triangulares y caniculadas y contienen una pulpa que es una maravilla.

El aloe vera se usa para muchas cosas ya que  mejora la elasticidad de la piel, ayuda a tratar úlceras o llagas, a prevenir arrugas y para las quemaduras, ya que tiene propiedades antioxidantes y antibacterianas.

Para contar con esta planta en su botiquín casero le recomendamos tenerla en una o en varias macetas para que pueda fácilmente cortar hojas cuando las necesite.

Para usar el aloe vera en las quemaduras todo lo que tiene que hacer es cortar la piel de las hojas. La parte más curativa de la planta es la baba que está al interior de las hojas. Se recomienda cortar la hoja, lavarla muy bien, quitar las espinas y cortarla de forma transversal, de modo que pueda aplicarla sobre la zona dañada.

Cuando se presente la quemadura, ponga pedazos de sábila sobre el tejido dañado. Notará inmediatamente una sensación de frescura y alivio. La sábila comienza a actuar inmediatamente sobre la herida. Durante el tiempo que sea necesario, puede aplicar aloe vera dos ó tres veces al día. Si ya tiene las plantas a la mano, el aloe vera también es comestible. Ya sea licuado o en trozos de pulpa (la pura pulpa, la cáscara no se come), podrá obtener beneficios para problemas gastrointestinales como el estreñimiento, el colon irritable, la gastritis y el reflujo. Es, definitivamente, una de las plantas más importantes para tener en casa.

Antes de poner en práctica este o cualquier otro remedio casero, consulte a su médico

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux