Sin calefacción, sin electricidad y ahora sin agua: se agrava la crisis por la tormenta invernal en Texas

Share

Residentes reciben alertas sobre la necesidad de hervir el agua del grifo antes de beberla después de días de temperaturas extremas que dañaron la infraestructura. Y una nueva tormenta provocará más problemas en otras zonas del país.

Texas sufre este jueves una nueva jornada de crisis energética en medio de un frío invernal extremo, a lo cual se sumaron problemas con los sistemas de agua potable que agudizaron las dificultades que enfrenta gran parte de la población.

Las autoridades locales indicaron a residentes que hiervan agua del grifo antes de beberla luego de que días de bajas temperaturas récord dañaron la infraestructura de los servicios en el estado, provocando apagones y congelando las tuberías.

Millones de personas en todo Estados Unidos se quedaron sin electricidad ni calefacción a raíz de la mortal tormenta invernal. Los operarios de los servicios públicos intentaban restaurar a contrarreloj la energía antes de la llegada de otro frente de nieve y hielo.

La última información con respecto a la tormenta:

  • Más de un millón de personas no tenían electricidad este jueves en Estados Unidos. Casi la mitad, corresponde a residentes de Texas, 490,456, según el sitio de seguimiento poweroutage.us. El estado registró por primera vez, desde que comenzó el temporal de invierno, menos de un millón de cortes de energía este jueves.
  • En Texas, el clima extremo interrumpió el servicio de agua para más de 12 millones de residentes, lo que obligó a muchos de los más de 680 sistemas de agua del estado a emitir avisos a los usuarios de que debían hervir el agua.
  • Otras partes del país se están preparando para la nieve. Se espera que la ciudad de Nueva York y el área triestatal reciban entre 6 a 8 pulgadas (15 y 20 centímetros) de nieve y Washington D.C., entre 2 y 4 pulgadas (5 y 10 centímetros).
  • Al menos 37 personas han muerto a causa de la tormenta de nieve desde el jueves, la mayoría en Texas.

Se espera que otra gran tormenta invernal avance desde el valle del Bajo Mississippi hacia el Atlántico, en la región centro del país, y hacia el noreste hasta el viernes, dijo el Servicio Meteorológico Nacional, lo que traerá más nieve intensa, aguanieve y lluvia helada complicando aún más los esfuerzos de recuperación.

Los viajes y traslados siguen paralizados en gran parte de Estados Unidos, ante las peligrosas condiciones en las que están las carreteras y con miles de vuelos cancelados. Muchos sistemas escolares también retrasaron o cancelaron las clases presenciales.

Sin embargo, quedarse en casa también conllevaba riesgos en lugares sin electricidad.

[¿Qué es el vórtice polar y por qué ha congelado a Texas?]

El clima invernal ha causado apagones en Texas que afectaron a 1,8 millones de clientes el miércoles por la noche, según el sitio web de seguimiento poweroutage.us. Ese número se redujo a poco más de 490,000 a las 9:40 a.m. hora local este jueves.

Sin electricidad ni calefacción, algunos tejanos publicaron videos en las redes sociales de ellos quemando muebles viejos para mantener el calor en sus hogares. Otros compartieron imágenes de inundaciones causadas por tuberías rotas y techos colapsados.

La noche del miércoles se emitió un aviso de hervir el agua que se consumiera en toda la ciudad. Esto después de que la planta de tratamiento más grande de Austin se quedara sin electricidad.

[Así puede prevenir la hipotermia y afectaciones provocadas por las bajas temperaturas]

Un hospital tuvo que trasladar a otras instalaciones a algunos de sus pacientes más necesitados y dar de alta a otros tras perder la presión del agua, lo que afectó al sistema de calefacción.

En Houston, más de un millón de personas seguían sin electricidad el miércoles, según dijo el alcalde Sylvester Turner, quien añadió que el servicio no se restablecería por completo hasta dentro de un par de días. La ciudad ha estado bajo un aviso de hervir el agua desde el miércoles por la mañana.

El Departamento de Obras Públicas de la ciudad había recibido desde el lunes más de 1,500 llamadas sobre fugas de agua y roturas en las tuberías principales, dijeron las autoridades.

La jueza del condado de Harris, Lina Hidalgo, dijo en MSNBC que la mayor parte de su comunidad, que incluye a Houston, está bajo un aviso de hervir el agua, “pero no tienen cómo hacerlo”.

La Casa Blanca dijo el miércoles que la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias suministró generadores a Texas y se está preparando para trasladar diesel al estado para garantizar la disponibilidad continua de energía de reserva para las infraestructuras claves y más críticas, incluidos los hospitales. La secretaria de prensa, Jen Psaki, dijo que la FEMA también estaba suministrando agua y mantas a Texas. 

El presidente, Joe Biden, ha declarado este jueves el estado de emergencia en Texas y Oklahoma.

Se espera que las temperaturas bajo cero durante la noche continúen durante días en algunas partes de Texas. Según el Servicio Meteorológico, el sureste de Texas no verá temperaturas máximas de 50 grados hasta el sábado durante el día.

Incluso después de que se restablezca la energía y el hielo comience a derretirse, cada sistema de agua necesitará un muestreo bacteriológico para eliminar los avisos de hervir el agua, dijo la comisión de calidad ambiental del estado.

El muestreo puede durar hasta 24 horas, y el estado trabajará para obtener ayuda de los estados vecinos, según la agencia.

En los lugares donde sí hay agua, las frías temperaturas han provocado la rotura de tuberías en los hogares.

La escasez de agua también está afectando a otros estados. En Shreveport, Luisiana, los camiones de bomberos de la ciudad entregan agua a varios hospitales, y se estaba trayendo agua embotellada para los pacientes y el personal, informó la estación de televisión KSLA. 

Alrededor de 115 millones de personas, desde las llanuras del sur hasta Nueva Inglaterra, siguen bajo alerta invernal.

Las tormentas han sido las causantes de al menos 37 muertes en ocho estados, entre ellas las producidas por accidentes de tránsito. 

Tres personas murieron en un tornado en Carolina del Norte el lunes. Mientras que una mujer y un niño murieron en Houston el martes por intoxicación con monóxido de carbono después de usar un auto para calentarse porque su casa estaba sin electricidad.

Tres muertes en Luisiana se atribuyeron a la tormenta invernal, entre ellas la de un hombre de 50 años que resbaló y cayó sobre el piso congelado, dijo el Departamento de Salud. 

Por Phil Helsel y Yuliya Talmazan – NBC News

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux