SEGÚN ESTUDIOS LAS PERSONAS FIELES SON LAS MÁS INTELIGENTES

Share

Sabías que el bajo coeficiente intelectual está directamente relacionado con si eres infiel o no. Esto de acuerdo al neurocientífico  colombiano, Rodolfo Llinás.

De seguro que se preguntaran ¿qué tendrá que ver la fidelidad con el coeficiente intelectual?,  pues respetar el compromiso establecido con una persona requiere de un esfuerzo y de unos patrones cognitivos y emocionales muy sofisticados.

A la ciencia, y en concreto a la psicología le ha interesado mucho el tema de la monogamia. Este no es, ni mucho menos, un comportamiento exclusivo del ser humano. Hay muchos animales que la practican. Sabemos, por ejemplo, que hay primates que establecen relaciones estables y que esto, reduce el que los machos maten a las crías para que las hembras vuelvan a estar receptivas sexualmente.

La fidelidad tiene múltiples ventajas en el reino animal. Sin embargo… ¿También lo tiene en nuestra especie? Los expertos nos señalan que así es. Un ejemplo, trabajos de investigación como los realizados en la Universidad de New Brunswick, en Canadá nos indica que la  exclusividad sexual y romántica en el ámbito de pareja es una expectativa casi universal. La mayoría lo anhelamos.

Es más, disfrutar de un vínculo basado en la confianza y el respeto mejora nuestro bienestar e incluso nuestra longevidad. Es decir, la monogamia revierte en el bienestar humano y cuidar de ese pacto es una virtud. Por ello, que neurocientíficos como el doctor Rodolfo Llinás nos digan que las personas fieles son más inteligentes, no es algo que nos resulte novedoso.

Para argumentar la idea de que las personas fieles son más inteligentes, Rodolfo Llinás cita al psicólogo y escritor evolucionista Satoshi Kanazawa. Ha escrito más de 80 artículos en los campos de la psicología, la economía, antropología, sociología, las ciencias políticas, biología, etc. Uno de sus libros más conocidos es The Intelligence Paradox: Why the Intelligent Choice Isn’t Always the Smart One.

Cabe señalar que es una figura altamente polémica y que sus estudios siempre provocan un elevado revuelo. Uno de ellos, el más difundido, tenía por título, Por qué los liberales y los ateos son más inteligentes (2010). Sin embargo, otro trabajo profundizó también en aspectos más amplios que habían promovido nuestra evolución y el desarrollo de nuestra inteligencia.

Esa investigación, publicada en el 2010, destacaba que las personas que daban importancia a la fidelidad sexual en una relación tenían un cociente intelectual más alto. Este dato, era especialmente significativo en los hombres.

Según Kanazawa, el sexo masculino ha sido a lo largo del tiempo más polígamo que la mujer, pero esto está cambiando.

Ser fiel es una elección y un compromiso pactado entre dos personas

Cada pareja consensúa el tipo de relación que desea tener. Esto implica que, como es obvio, habrá quien opte por el poliamor y otros, por esa exclusividad afectiva y sexual. ¿Quiere decir eso que los primeros son menos inteligentes que los segundos? En absoluto. La teoría enunciada por estos neurocientíficos parte de la siguiente idea: fidelidad es respetar el pacto establecido entre dos personas.

Si hemos pactado ser fieles a la persona que nos hemos enamorado haremos un esfuerzo por respetar ese vínculo. Controlaremos el deseo por estar con otras personas. Priorizaremos el cuidado, el amor y la dedicación a nuestra pareja y esto, es lo que denota inteligencia y responsabilidad. De algún modo, la monogamia es algo que viene apareciendo ya desde el Neolítico.

Esa exclusividad sexual buscaba evitar la propagación de enfermedades sexuales y garantizar la protección de las familias. Sea como sea, lo más importante es que la fidelidad sea siempre un acto que cada uno lleva a cabo por propia convicción, sin ser nunca una imposición o una obligación.

De manera que, los hombres menos inteligentes tienden a ser más promiscuos y no valoran como algo muy importante la exclusividad en una relación estable.

¿Qué dice Kanazawa sobre las mujeres? Que estos resultados no se aplican para ellas, porque a lo largo de la historia siempre han sido relativamente más monógamas.

Ya saben a todos aquellos infieles, es tiempo de que pongan en práctica ser fieles, porque eso de tener varios amores no es personas inteligentes.

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux