“Llamé a la Policía para denunciar a policías”: los estremecedores testimonios en el segundo día del juicio por la muerte de George Floyd.

Share

Un testigo que es experto en artes marciales dijo que presenció “un asesinato”. Y la adolescente cuyo video del oficial arrodillado sobre el cuello de Floyd se hizo viral declaró entre lágrimas que la tortura el cargo de conciencia por no haber hecho más para salvarle la vida.

La segunda jornada del juicio contra el expolicía de Minneapolis Derek Chauvin, a quien se acusa de matar a George Floyd en mayo pasado, fue un desfile de testimonios desgarradores de testigos que presenciaron cómo la rodilla del oficial apagaba la vida del hombre negro de 46 años.

“He pasado noches despierta, disculpándome y disculpándome con George Floyd por no haber hecho más, por no intervenir físicamente y no haberle salvado la vida“, testificó este martes entre lágrimas Darnella Frazier, la adolescente que grabó con su celular el video viral de los últimos minutos de Floyd, mientras imploraba a Chauvin y otros tres policías que lo acompañaban: “¡No puedo respirar!”.

“Él [Chauvin] solo nos miraba”, dijo la joven de 18 años sobre los testigos que gritaban a los policías para que detuvieran el uso excesivo de fuerza: “Tenía una mirada fría, sin corazón. No le importábamos. Parecía que no le importaba lo que estábamos diciendo y no cambiaba nada de lo que él estaba haciendo”.

Frazier dijo que cada vez que ve el video de la interacción fatal en las afueras del restaurante Cup Foods, que podría ser la pieza de evidencia más incriminatoria contra el policía, piensa en todos sus parientes y amigos negros que podrían haber estado en la misma situación que Floyd.

“Cuando miro a George Floyd, miro a mi papá, miro a mis hermanos, miro a mis primos, a mis tíos. Porque todos son negros“, dijo. El video de casi nueve minutos que grabó tuvo un impacto internacional, provocando protestas mundiales el año pasado contra la brutalidad policial.

El juicio a Derek Chauvin, un exagente blanco que trabajó por 19 años en el Departamento de Policía de Minneapolis (fue despedido a raíz de este incidente), comenzó el lunes por la mañana. Enfrenta tres cargos, incluido homicidio en segundo grado, con una pena de hasta 40 años de cárcel.

La declaración de Frazier fue solo uno de varios testimonios poderosos en la segunda jornada del juicio. Antes habló ante la corte Donald Williams, considerado “testigo crucial” al haber sido profesional en artes marciales mixtas y agente de seguridad, y conocer así técnicas de inmovilización y estrangulamiento, un tema del que se le preguntó en corte.

En su declaración, Williams explicó que llamó al número de emergencias de la policía para denunciar a los agentes implicados en el incidente, porque creyó que estaba siendo “testigo de un asesinato”.

“Llamé a la Policía para denunciar a policías (…) Porque creo que fui testigo de un asesinato y sentí la necesidad de llamar a la Policía”, dijo Williams al ser preguntado por el fiscal de Minnesota, Matthew Frank.

Apuntó que primero intentó razonar con los agentes en la escena del crimen, cuando vio cómo Chauvin presionaba la rodilla sobre el cuello de Floyd, pero como no le hicieron caso llamó al teléfono de emergencias 911.

En esa llamada, que fue reproducida en el juicio, se puede oír a Williams diciéndole a un operador que un oficial de la policía estaba “tratando de matar a un ciudadano” frente a la tienda Cup Foods, en la esquina en la que Floyd falleció.

Otros cuatro adolescentes que presenciaron la muerte de Floyd el 25 de mayo de 2020 brindaron su testimonio este martes. 

Alyssa Funari contó sus pensamientos varios minutos después de que también comenzara a grabar un video en su celular del oficial arrodillado sobre el cuello de Floyd.

“En ese momento, lo supe”, dijo Funari.

“Supiste qué?”, preguntó la secretaria auxiliar de Justicia de Minnesota, Erin Eldridge.

“Que estaba muerto o que no respiraba”, respondió Funari.

La joven explicó que pensaba que Floyd estaba muerto porque “tenía los ojos cerrados y simplemente yacía allí, sin luchar ni resistirse”.

Funari, quien recientemente cumplió 18 años, dijo que desde entonces ha evitado pasar por el restaurante Cup Foods para no recordar la muerte de Floyd. “Estaba molesta porque no había nada que pudiéramos hacer como espectadores, excepto verlos cobrarse la vida de este hombre frente a nuestros ojos”, dijo al jurado.

Los abogados del expolicía buscaron convencer al jurado de que los agentes presentes —Chauvin, Tou Thao, Thomas Lane y J.A. Keung— se sintieron “amenazados” cuando los transeúntes les “increparon” mientras el acusado en este juicio tenía su rodilla sobre el cuello de Floyd.

Tanto la Fiscalía de Minnesota como la defensa de Chauvin pidieron al juez que no constara en acta una decena de preguntas a varios de los testigos, y que el magistrado tuvo que parar en varias ocasiones la audiencia para hablar en privado con ambas partes.

Fuera del Centro Gubernamental del condado de Hennepin, donde se desarrolla el juicio, la situación era tranquila en las calles, lejos de los disturbios que ocurrieron en 2020 tras el incidente. El día anterior se manifestaron unas 200 personas pacíficamente con consignas contra la violencia policial y el sistema judicial en Estados Unidos.

Con información de NBC News

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux