Esta empresa prometió $500 a la semana a latinas trabajando desde casa. Logró una fortuna pero era una estafa

Share

La compañía está acusada de engañar a mujeres diciéndoles que podían ganar mucho dinero vendiendo perfumes. Pero los productos que recibían no eran lo esperado.

Mientras la pandemia de coronavirus azotaba California, una empresa de televenta se encontró presuntamente con el escenario ideal para estafar a mujeres latinas que buscaban un trabajo desde el hogar, haciéndoles la irresistible promesa de que tendrían un ingreso de 500 dólares a la semana por vender perfumes y productos de moda y lujo

El supuesto engaño se conoce a partir de una demanda federal presentada esta semana por la Comisión Federal de Comercio, que acusa a la compañía, Moda Latina BZ, de estafar siete millones de dólares a partir de prácticas abusivas y engañosas de telemarketing, según informa el diario The New York Times

Moda Latina BZ, con base en el condado de Los Ángeles, comenzó a operar en 2017, pero la pandemia de dio un nuevo impulso. Hizo uso de los canales de televisión, y del horario estelar de las telenovelas, para hacer circular un anuncio con una oferta de trabajo tentadora.

[Expertos alertan sobre estafas cibernéticas de cara a la temporada de compras navideñas]

Desde la comodidad del hogar, las televidentes podían ganar cientos de dólares tan sólo vendiendo perfumes de marca, maquillaje, joyas, ropa de diseñador, complementos de moda y otros productos de lujo. Los anuncios mostraban a mujeres con fajos de billetes y lo que parecía ser un negocio sencillo.

La falsa oportunidad resonó con fuerza este año en una población hispana que ya de por sí estaba siendo afectada de forma desproporcionada por la pandemia y por la crisis económica que desató. 

Aprovechando la inseguridad económica en la comunidad, los demandados logran atraer a los consumidores a estas oportunidades de trabajo desde sus casas con la falsa promesa de que ganarán cientos de dólares por semana”, sostiene la acusación de la Comisión. 

La demanda fue presentada el 30 de noviembre contra dos CEO de Moda Latina BZ: la directora ejecutiva, Esther Virginia Fernández Aguirre, y su gerente general, Marco Cesar Zarate Quíroz. 

Para poder formar parte del emprendimiento, se debía pagar una tarifa de inscripción inicial de hasta 299 dólares que incluía un kit de inicio con productos. 

Cuando llegaba el kit al hogar, la ilusión se terminaba. Una parte de los artículos eran falsificados o que costaban mucho más que los que se venden en las grandes tiendas, dio a conocer la comisión.

La demanda relata que la empresa insistía regularmente en que las vendedoras debían hacer giros postales para pagar la inscripción una vez que los kits habían sido entregados y amenazaba con emprender acciones legales o llamar a las agencias de crédito si no cumplían. Moda Latina BZ habría ganado 2.6 millones en estos pagos sólo desde julio de 2018 hasta agosto de 2020.

[Nueva estafa vinculada con el cheque de $1,200 de estímulo económico]

La compañía, cuya sede está en La Puente, California, no respondió a varias solicitudes de comentarios por parte del periódico, como así tampoco sus directivos ejecutivos.

Fuente: Noticias Telemundo

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux