Biden firma el paquete de estímulo para empezar a enviar los cheques de 1,400 dólares

Share

El presidente rubrica el plan de ayuda cuando se cumple justo un año de la pandemia. Los depósitos directos podrían comenzar a depositarse en las cuentas bancarias tan pronto como este fin de semana.

El presidente, Joe Biden, firmó este jueves el paquete de alivio económico contra la crisis del coronavirus de 1.9 billones de dólares, que incluye una tercera ronda de cheques de 1,400 dólares. Según ha informado la Casa Blanca, la firma, que estaba prevista para mañana, se ha adelantado al acelerar el Congreso los trámites burocráticos. En cualquier caso, este viernes el presidente celebrará una ceremonia formal para celebrar la aprobación del plan de ayuda.

“Es una legislación histórica que trata de reconstruir la columna vertebral de este país”, dijo el mandatario desde el Despacho Oval de la Casa Blanca, quien estuvo acompañado de la vicepresidenta, Kamala Harris. 

En sus breves declaraciones, el mandatario hizo un breve comentario sobre el viaje que hará la próxima semana: “Voy a tener mucho más que decir sobre eso esta noche y en los próximos días. Pero mientras tanto voy a firmar este proyecto de ley y hacer la presentación esta noche. Luego habrá un montón de oportunidades en el camino no sólo para profundizar sobre lo que estoy hablando, sino también del impacto del virus y cómo poner fin a esta pandemia”.

El Departamento del Tesoro queda autorizado así para empezar a enviar de inmediato la tercera ronda de cheques de estímulo a las personas que ganan menos de 75,000 dólares al año.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que los depósitos directos podrían comenzar a depositarse en las cuentas bancarias tan pronto como este fin de semana.

Las personas cabezas de familia que ganan menos de 112,500 dólares también recibirán el pago, así como las parejas casadas que declaran los impuestos de forma conjunta. Ambos calificarían para el monto total si ganan hasta 150,000 y recibirían 2,800, más otros 1,400 por cada hijo.

El Congreso aprobó definitivamente el plan de ayuda, luego de que la Cámara de Representantes, controlada por los demócratas, votara el miércoles 220 contra 211 para aprobar el proyecto de ley.

El paquete de alivio incluye miles de millones de dólares para vacunas y pruebas de coronavirus, la reapertura de escuelas, los Gobiernos estatales y locales, los restaurantes y las aerolíneas. También contempla exenciones fiscales a las personas con menores ingresos y a las familias con hijos. Asimismo, incluye un bono federal por desempleo de 300 dólares a la semana y ayudas de hasta 3,600 por niño, durante un año.

Biden planea iniciar la próxima semana una serie de actos para celebrar la aprobación del plan.

Quiere asegurarse de que la gente tenga acceso a esta información, así que saldrá a la calle, la vicepresidenta saldrá también, al igual que la primera dama”, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki. “Tendremos gente comunicando directamente en las comunidades, pero también utilizaremos una serie de herramientas a nuestra disposición, incluyendo la participación y la comunicación a través de medios digitales, haciendo entrevistas locales y también utilizando a miembros de nuestro Gabinete que tienen papeles clave en la implementación de políticas”, agregó Psaki.

Biden viajará el martes al condado de Delaware, un suburbio de Filadelfia que fue clave para su victoria en Pennsylvania, y la vicepresidenta, Kamala Harris, viajará el lunes a Las Vegas, Nevada. Se espera que estas paradas sean las primeras de una serie de viajes que planean hacer ambos en las próximas semanas. Harris también estará en Denver el martes.

La Casa Blanca planea llevar a la televisión a funcionarios de la Administración y trabajar con un grupo de 400 alcaldes y gobernadores, tanto demócratas como republicanos, para promocionar la aprobación de la ley, según un memorando interno de la Casa Blanca.

La Casa Blanca había dicho que estaba limitando los viajes nacionales de Biden debido a la preocupación por el COVID-19. La visita de Harris a Las Vegas será su primer viaje como vicepresidenta, y Biden sólo ha hecho un puñado de paradas como presidente, incluyendo una visita a Texas tras las fuertes tormentas invernales que azotó al estado y una visita a una planta de vacunas de Pfizer en Michigan.

La aprobación del paquete de estímulo ha sido la prioridad dentro de la Casa Blanca. Los funcionarios dicen que gran parte de la agenda de Biden depende de conseguir el dinero solicitado para la distribución de vacunas, la reapertura de escuelas y de llevar a cabo su promesa de campaña de conseguir para la mayoría de los estadounidenses un total de 2,000 dólares en pagos directos.

Biden vio el miércoles la aprobación del proyecto de ley con Harris y un pequeño grupo de funcionarios de la Casa Blanca en la Sala Roosevelt, dijo un funcionario de la Administración. Debido a las restricciones por el COVID-19, se trataba de un grupo mucho más reducido del que podría haberse reunido para una victoria tan importante.

La estrategia de mensaje de la Casa Blanca para la vuelta de la victoria de Biden se centrará en dar a las personas ejemplos tangibles de cómo la ley les está ayudando a ellos y a sus comunidades, como enfatizar los pagos directos de 1,400 dólares y el crédito fiscal para niños, dijo el memorando interno de la Casa Blanca.

[Se cumple un año desde el inicio de la pandemia]

“Cada día hablaremos de uno de los diez aspectos clave del plan que beneficiará a los estadounidenses de a pie: desde el dinero adicional para la salud de los veteranos, hasta la reducción de las primas de salud, el apoyo a las pequeñas empresas y el dinero para reabrir las escuelas de forma segura”, decía el memorándum de la jefa de gabinete adjunta Jen O’Malley Dillon.

El paquete de estímulo dirigirá pagos directos de 1,400 dólares a personas que ganan menos de 75,000 dólares y 2,800 dólares a parejas casadas que ganan menos de 150,000 dólares al año. Aquellos que ganen hasta 80,000 dólares y los matrimonios que ganen hasta 160,000 dólares recibirán algo de dinero, pero no toda la cantidad. El dinero directo incluye hasta 1,400 dólares por dependiente, incluidos los adultos a cargo.

Además de los pagos directos y los créditos fiscales por hijos, el proyecto de ley destinará 14,000 millones de dólares a la distribución de vacunas y 49,000 millones de dólares a las pruebas de COVID-19, el rastreo de contactos y los equipos de protección personal.

También incluye 125,000 millones de dólares para las escuelas K-12 y casi 40,000 millones para la educación superior. Además, se destinarán 39,000 millones de dólares a subvenciones para el cuidado de niños, 25,000 millones de dólares a ayudas al alquiler y 30,000 millones de dólares al transporte público.

Con información de NBC News y Washington Post.

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux