Biden entierra la regla de carga pública impulsada por Trump para castigar a los inmigrantes con menos recursos

Share

El Departamento de Justicia comunica a la Corte Suprema que abandona la defensa de esta medida, que fue bloqueada por tribunales inferiores pero seguía viva a falta del dictamen judicial definitivo.

NEW YORK, NY – JUNE 01: Immigrant rights advocates and others participate in rally and and demonstration at the Federal Building in lower Manhattan against the Trump administration’s policy that enables federal agents to take migrant children away from their parents at the border on June 1, 2018 in New York City. In coordinated marches across the country people are gathering outside U.S. Immigration and Customs Enforcement (ICE) field offices, U.S. attorney’s offices, and the Deparment of Justice headquarters in Washington, D.C., to put increasing pressure on the Trump administration’s family separation policy at the border. (Photo by Spencer Platt/Getty Images)

Por Pete Williams- NBC News

El Gobierno de Joe Biden notificó este martes a la Corte Suprema que abandona la defensa de la regla de carga pública impulsada por su predecesor, Donald Trump, para limitar la concesión de visados y green cards a los inmigrantes que el Gobierno considera que podrían necesitar ayudas públicas. 

El Departamento de Seguridad Nacional anunció en 2019 que ampliaría la definición de carga pública para incluir beneficios no montarios como el seguro médico Medicaid, ayudas de comida y asistencia federal para la vivienda. 

Decidió así que cualquiera que recibiera o, en opinión de las autoridades federales, pudiera necesitar ayudas durante más de 12 meses durante un periodo de tres años podría ver rechazadas sus peticiones migratorias. 

Trump agregó otro factores como la edad, los recursos financieros, el historial de empleo, la educación y la salud, argumentando que la expansión de la regla reforzaría “los ideales de autosuficiencia y responsabilidad personal, asegurando que los inmigrantes sean capaces de mantenerse y tener éxito aquí en Estados Unidos”.

En respuesta a una serie de demandas, los tribunales inferiores estaban divididos sobre si la regla revisada violaba la ley federal, pero su aplicación fue finalmente bloqueada, por lo que la Administración Trump apeló. La Corte Suprema accedió a finales de febrero a considerar la cuestión.

Pero el martes, el Departamento de Justicia notificó a la corte que el Gobierno de Biden estaba de acuerdo con los Gobiernos locales que impugnaban la política en que los casos debían ser desestimados.

El presidente señaló su intención de cambiar la política en febrero, firmando una orden ejecutiva que ordenaba a las agencias federales revisar la norma de Trump.

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux